Pasar al contenido principal

Asesoría Fiscal

Asesoría fiscal en Santander

Asegral

Asesoría Fiscal en Santander

Los profesionales que conformamos el equipo de Asesoría Fiscal en Santander, además de contar con una sólida formación jurídica y económica, prestamos un servicio excelente en términos de atención al cliente con un enfoque proactivo a la hora de solucionar sus problemas.

Recomendamos a cada cliente el sistema tributario más adecuado con el objetivo de optimizar el pago de impuestos.

Asegral

Asesoría para Sociedades

En el caso de las sociedades mercantiles

Se aplica el Impuesto sobre Sociedades y normalmente el tipo de tributación es del 25%, sin embargo para entidades de nueva creación que no hayan desarrollado la actividad bajo otra denominación anterior y que se hayan constituido a partir de 2.013, la tributación en dicho impuesto es del 15% durante los dos primeros ejercicios que la sociedad tenga beneficios y salga cuota a ingresar.

Las sociedades mercantiles están obligadas a llevar contabilidad completa incluyendo control de tesorería (bancos y efectivo) a diferencia de las personas físicas que no están obligadas a llevar control contable de los movimientos de la tesorería. Una ventaja muy importante que tienen las sociedades mercantiles es que las pérdidas que generen en un ejercicio (técnicamente se llaman bases imponibles negativas), se pueden compensar con beneficios futuros, por ejemplo la sociedad x tiene unas bases imponibles negativas (pérdidas) en el ejercicio n de 100 y en el ejercicio n+1 tiene unas bases positivas (beneficios) de 150, en ese caso, en el ejercicio n+1 esta sociedad tributará sobre 50 (150 – 100).

Asegral

Asesoría para Autónomos

Si es una persona física le informamos de las diferentes fórmulas de tributación, que son dos:

–Estimación directa normal en su modalidad también de estimación directa simplificada y estimación objetiva por el sistema de signos, índices y módulos. El sistema de estimación directa implica la obligación de llevar un libro de registro de ingresos, libro de registro de gastos y libro de registro de bienes de inversión, es un sistema en el que se tributa trimestralmente el 20% de la diferencia entre ingresos y gastos, si esta es positiva, que es lo que se conoce como rendimiento neto, este pago no se realiza si al contribuyente le practican retención en las facturas que emite a sus clientes.

-El otro sistema que es el de estimación objetiva por signos, índices y módulos supone un pago trimestral basado en unos datos objetivos para cada actividad determinados por la orden de módulos que aprueba el Ministerio de Hacienda cada año y lo forman elementos tales como m2 de local, número de vehículos afectos, metros de barra de bar Etc. , en este método de estimación es obligatorio la llevanza de un libro registro de facturas recibidas y otro de bienes de inversión. En este régimen se paga una cantidad a cuenta del I.R.P.F y si la actividad lo tiene, también a cuenta del I.V.A. y en el 4º trimestre se regulariza la diferencia entre los pagos a cuenta efectuados y la cuota final resultante de aplicar los índices antes mencionados.

Asegral

IRPF

En las declaraciones del I.R.P.F. de los clientes

Nuestros asesores fiscales analizan qué deducciones y/o bonificaciones pueden aplicar para reducir el pago de impuestos, por ejemplo: -para profesionales / empresarios individuales analizamos la posibilidad de aplicar una reducción de su rendimiento neto por inicio de actividad, -las deducciones por entrega de cantidades para el pago de la vivienda habitual siempre que la compra del inmueble se haya realizado antes del 1 de Enero de 2.013, -deducciones por inversiones en empresas de nueva o reciente creación, -deducción por las cantidades desembolsadas para el alquiler de la vivienda habitual si el contrato es anterior al 1 de Enero de 2015.

Somos especialistas en declaraciones de la renta.

Con cuestiones especiales como deducción por doble imposición internacional, declaración de rentas obtenidas fuera de España etc. Somos expertos en declaraciones de la renta de no residentes (Modelos 210 y 211) y de expatriados (Artículo 7p del IRPF)